Frase aleatoria de Mundodisco


viernes, diciembre 31, 2004

Premios del año - Música

Medalla de bronce...
FINNTROLL - "Nattfodd"



Un disco completamente sorprendente. Aunque es imposible entender nada de lo que dicen (por el nombre del grupo se diría que son finlandeses, pero no sé yo), tanto por el idioma como por los gruñidos del cantante (sí, gruñe, qué se le va a hacer) es un disco magnífico, salvaje, con unas melodías fuera de lo común y que invita a ser escuchado una y otra vez. Es normal que al principio te "asuste" un poco, pero realmente merece la pena.

Medalla de plata...
AYREON - "The human equation"



Una auténtica obra de arte. Una magnífica ópera-rock (por meterla en algún género) que nos cuenta la historia de un hombre en coma tras un extraño accidente de tráfico. Su mujer y su mejor amigo lo velan durante veinte días mientras sus sentimientos luchan por despertarlo del coma, por aclararlo todo. Una magnífica colección de cantantes y de músicos en general bajo la dirección del gran Arjen Lucassen hacen de este disco una maravilla que no deberías perderte.


Medalla de oro...
SONATA ARCTICA - "Reckoning night"



La decisión ha sido realmente difícil, pero al final los finlandeses de Sonata Arctica se han llevado el gato al agua. Dicen que muchas veces el alumno supera al maestro y, suponiendo que Stratovarius sean los maestros de Sonata Arctica, ahora mismo están muy, muy por debajo del nivel de estos últimos. Sonata Arctica continúa madurando, siguen siendo fieles a su estilo pero se nota un mejor sonido, una mayor calidad en todas las composiciones de Tony (y una muy buena aportación de Jani con "My Selene"). De entre todas las canciones del disco quizás destaque "White pearl, black oceans". Es una auténtica obra maestra, épica, estremecedora, quizás la mejor canción de Sonata Arctica hasta el momento. Pero la cuestión es que el disco no tiene desperdicio. Sonata Arctica vuelve a su obsesión (los lobos) con "Ain't your fairytale", vuelve el psicópata de "The end of this chapter" en "Don't say a word", surgen la salvaje "Wildfire" y la magnífica "Blinded no more"...
En definitiva, Sonata Arctica se ha convertido sin lugar a dudas en mi grupo favorito tras este disco, sólo espero que la próxima vez que vengan a Madrid pueda ir (y que no cancelen el concierto).

Decepción del año:
En el apartado musical, quizás la mayor decepción ha sido Symphony of the Enchanted Lands II, de Rhapsody. Con Power of the dragonflame pareció que Rhapsody evolucionaba, y que lo hacía a mejor, pero con este disco han vuelto a hacer lo mismo de siempre, mejorado únicamente por la voz de Christopher Lee. Esperemos que con el próximo disco vuelvan al nivel que deberían tener teniendo en cuenta la calidad de Turilli, Staropoli y compañía.

1 comentario:

SyNKRo dijo...

Talmente de acuerdo, sobre todo con el oro. ¿Veritas?